TOP

El cuarzo es el mineral más común en la corteza terrestre. Cuando hablamos del “grupo del cuarzo”, incluimos todas sus variantes (puntas de cuarzo, calcedonia, ágata, ónix, sílex, etc.) de uso muy común en el ámbito cristaloterapéutico.

INTRODUCCIÓN:

El cuarzo es el mineral más común en la corteza terrestre. Cuando hablamos del “grupo del cuarzo”, incluimos todas sus variantes (puntas de cuarzo, calcedonia, ágata, ónix, sílex, etc.) de uso muy común en el ámbito cristaloterapéutico. Por lo tanto, debido a su abundancia, fácil adquisición, amplia variedad e importante rol en la sanación y crecimiento personal, los cuarzos merecen ser estudiados y aprendidos en profundidad.
Antes de comenzar, recordar que la geología y mineralogía son ciencias vivas que están evolucionando constantemente por lo que la terminología y las clasificaciones pueden variar de unos autores a otros. En la naturaleza los “límites”  son a veces muy difusos y nuestro empeño por querer establecerlos puede dar lugar a más de un dolor de cabeza. Trataremos en este artículo de establecer diferencias claras entre los distintos tipos, siempre con la premisa de que puedan existir excepciones y términos intermedios. Debido a que este texto está fundamentalmente dirigido a todo amante del cristal (ya sea coleccionista de minerales o atraído energéticamente hacia el Reino Mineral) trataremos poner ejemplos comunes de tipos de cuarzo que se encuentren en tiendas, exposiciones, ferias, etc. De este modo, buscamos la integración entre mineralogía-geología y cristaloterapia.

DEFINICIÓN:

Para comenzar diremos que “cuarzo” hace alusión a un mineral trigonal cuya composición química, SiO2 (óxido de silicio) fue descubierta en 1823 por J.J. Berzelius. Su estructura interna está formada por tetraedros de SiO4 que se enlazan formando una red tridimensional (tectosilicato). Las moléculas de SiO4 forman una hélice (observar la similitud con la hélice del ADN) que se desarrolla a lo largo del eje C. Pero entonces, si todos los cuarzos presentan una estructura interna y composición química igual ¿por qué hay tanta variedad? Desde mi humilde opinión todo depende de la génesis que conlleva también diferencias en la química, la temperatura, el pH, etc. Es decir, estos cuarzos se diferencian por diversos mecanismos de crecimiento marcados por factores ambientales que marcaron su evolución.

Tetraedros de sílice en espiral

http://www.mindat.org/min-3337.html

La clasificación más aceptada actualmente diferencia dos grandes grupos: Los “cuarzos macrocristalinos” (sus cristales o “granos” son visibles a simple vista) y los “cuarzos micro” y “criptocristalinos” (los cristales son visibles al microscopio óptico o de barrido).

CUARZOS MACROCRISTALINOS (CRISTALES DE CUARZO)

Su definición utiliza el término “macro” lo que hace alusión a que los cristales son de gran tamaño, lo suficientes como para que el ojo humano los pueda apreciar. ¿Cómo se forman los cuarzos macrocristalinos? Gracias a un germen o semilla en un ambiente magmático o metamórfico y al factor tiempo, las moléculas de sílice van añadiéndose a la superficie del cristal, capa por capa. Este crecimiento en capas es lo que marca el crecimiento del cristal y gracias al cual podemos encontrarnos con “cristales fantasmas”, marcas de crecimiento en un cristal. Este modo de crecer genera cuarzos transparentes o translúcidos con bajo contenido en agua y pocas impurezas (0,01% - 0,5%) en comparación a los cuarzos micro o criptocristalinos que tienen más agua y más impurezas.

     CRISTALES INDIVIDUALES: Entran en este grupo minerales de cuarzo muy conocidos y populares que llegan a formar cristales individuales pudiendo algunos llegar a tener la altura de una persona o más como los conocidos como “cristales gigantes”.  Las diferencias entre los distintos tipos de cuarzos macrocristalinos radican fundamentalmente en el color y el origen de éste.

Punta de cuarzo gigante

http://rockhoundbill.blogspot.com.es/2014/10/quartz-crystal-mount-ida.html

     * Cuando no existen elementos trazas ni otros minerales que tiñan el cristal.
El óxido de Silicio sin impurezas, es decir, cuando es totalmente puro se presenta como cristal de roca. Observar que “Kristallos” de donde viene la palabra cristal significa “hielo” por su semejanza con el agua congelada.
Cristal de Roca (SiO2 casi 100% pura)
     * Cuando el color es originado por algunos iones “centros de color” (el cuarzo es el único mineral):
El color lo aportan ciertos elementos trazas (poco comunes en la estructura del mineral) que reemplazan el Silicio en la estructura cristalina (p. ej. Al, Fe, P) o se introducen entre los tetraedros de SiO4 debido a su pequeño tamaño (posiciones intersticiales) (p.ej. Li, Na, Ca, Mg e Fe).
Amatista (violeta-púrpura)
Por radiación gamma de Fe3+ que reemplaza el Si formando un núcleo de color FeO4 y liberando un ión de Fe4+
Cuarzo Ahumado (marrón-negro translúcido)
Por radiación gamma de Al3+ que reemplaza el Si formando un núcleo de color AlO4. Cerca de 1 átomo de Al por cada 10000 átomos de Si. Para compensar el desequilibrio de cargas algunos cationes monovalentes entran en la estructura (H+, Li+, Na+).
Cuarzo Citrino (amarillo)
El color amarillo del citrino se suele comparar con el origen de la amatista donde sólo varía el grado de oxidación del Fe (más calor, más oxidación, más amarillo o verde). Cuando amatista y citrino aparecen juntos dan lugar al ametrino (generalmente de fabricación artificial). Cuando amatista y cuarzo verde aparecen juntos dan lugar a prasiotrino. Muchos de los citrinos que encontramos en el mercado son en realidad Amatistas recalentadas.  Los naturales tienen una coloración más tenue y más tendente al ahumado compartiendo el origen del color con el cuarzo ahumado. 
Cuarzo Rosa (puede formar cristales a simple vista. Es sensible a la luz)
El color del cuarzo rosa es atribuido por algunos autores a la presencia de Al3+ que reemplaza el Si formando un núcleo de color AlO4 y P5+ que genera un grupo PO4
     * Cuando el color es debido a inclusiones (sub) microscópicas  de otros minerales o fluidos:
Cuarzo Rosa (masivo. No desarrolla cristales. No es sensible a la luz)
El color rosa es aportado por un mineral rosado (un borosilicato emparentado con la dumortierita). Teorías antiguas asignaban el color a la presencia de Ti.
Jacinto de Compostela
Tradicionalmente se asignaba el color rojizo de estos bellos cuarzos a la presencia de hematites (óxido de hierro). Hoy en día existe otra teoría que considera que es por la presencia de minerales de arcilla.
Cuarzo Tangerina
Es muy similar al Jacinto de Compostela. La diferencia es que el primero es translúcido y el Jacinto es opaco. El cuarzo Tangerina debe su color a la presencia de hematites (óxido de hierro) que se acumulan en la capa externa a diferencia del anterior donde se considera que las inclusiones de hematites se encuentran en su estructura interna.
Cuarzo Morión o Negro
Aunque frecuentemente se les considera cuarzos ahumados, en realidad no lo son. Normalmente, estos cuarzos aparecen en rocas sedimentarias (yesos, calizas, etc.) donde la radiación es demasiada baja para formar cuarzos ahumados. Su característico color negro deriva de inclusiones de minerales oscuros o materia orgánica negra.
Cuarzo Lechoso o blanco
El cuarzo blanco presenta un carácter translúcido u opaco por la presencia de inclusiones de gas o de fluidos. Estas inclusiones interfieren con el crecimiento del cristal y éste se distorsiona perdiendo la transparencia.
Cuarzo Prasio
El color deriva de la presencia de fibras de un anfíbol (actinolita).
     * Cuando el color es debido a inclusiones macroscópicas de otros minerales:
Cuarzo Lodolita
Este término designa cristales de cuarzo que presentan inclusiones visibles de otros minerales, frecuentemente Óxidos e Hidróxidos de Hierro (Hematites o Goethita aportan una coloración amarilla, naranja, roja, marrón), Micas (grises, marrones, verdes), Calcita (blanco, amarillo),  Feldespato, Clorita (verde), Anfíboles, etc.
Cuarzo Turmalinado
Presenta pequeños cristales prismáticos de turmalina, generalmente negra.
Cuarzo Rutilado
Fibras de rutilo aportan una ligera coloración al cuarzo cristal de roca. Frecuentemente encontramos el rutilo en color dorado pero también en tonos más plateados o rojizos.
Cuarzo con Brookita
En este caso encontramos fibras o pequeños cristales de color grises y plateados de Brookita (mineral de Ti).
Cuarzo con Goethita
La Goethita es un óxido de hierro que aparece como inclusiones de color naranja o rojizo y en forma de puntos, lágrimas o pequeñas líneas. La mayoría de los cuarzos con Cacoxenita son en realidad Goethitas.
Cuarzo con Hematites
Similar a la Goethita pero con una aparición roja o plateada el Cuarzo con Hematites se puede encontrar como “Cuarzo Harlequin”. Antiguamente se confundieron estas inclusiones con Lepidocrocita.
Cuarzo con Litio
Las pequeñas inclusiones del elemento Litio dan lugar a un cuarzo rosado.
Cuarzo con Manganeso
Cualquier mineral de manganeso (Pirolusita, Psilomelana) dará una coloración negra a las inclusiones muy frecuentemente en forma de dendritas (como si fueran ramas de árboles).
Cuarzo con Ajoita
La rara Ajoita da una coloración verde agua al cuarzo
Cuarzo con Hollandita
La Hollandita en cuarzo aparece como cristales negros en forma de estrella o con forma de erizo.
Cuarzo con Riebeckita o Dumortierita
Tanto la Riebeckita como la Dumortierita dan una coloración azulada al cuarzo. La primera un azul más tenue o pálido y la segunda más intenso y violáceo.
Cuarzo Fantasma
Se designa a aquél cuarzo transparente en cuyo interior se puede ver una o más marcas de crecimiento. Estas marcas son producto de la precipitación de minerales en las caras del cristal en un momento de su desarrollo. Las inclusiones suelen ser de Clorita (verde), arcilla y arena, hematites-goethita (anaranjadas o rojizas).

     ROCAS: Además de los conocidos cristales de los que hemos estado hablando con anterioridad, también son cuarzos macrocristalinos las rocas silíceas formadas por granos de cuarzo grandes como las areniscas (sedimentarias) y las cuarcitas (metamórficas).

     Aventurinas: Dentro de estas últimas, un grupo ampliamente utilizado en cristaloterapia son las “Aventurinas” que pueden aparecer en color rojo, naranja, blanco, azul y verde fundamentalmente. Realmente las aventurinas son rocas constituidas por pequeños granos de cuarzo intercalados con otro mineral que aporta el color (son cuarcitas). Las inclusiones de otros minerales causan un efecto de “purpurina” conocida como efecto “aventurinado”. No confundir con aventurinas artificiales que son vídreos sintéticos como las famosas “Lluvia de Estrellas” o “Piedra Sol” (que no Piedra Sol de Feldespato).
Aventurina verde
El color verde se lo aporta la mica Fuchsita.
Aventurinta naranja, roja o marrón
La coloración se la aportan óxidos de hierro como Hematites y Goethita.
Aventurina blanca o plateada
Producto de la presencia de mica Moscovita
Aventurina azul
Es coloreada en color azul por la presencia de Dumortierita
Aventurina violeta
El color se lo aporta la mica Lepidolita

     Ojos: Dentro de las rocas macrocristalinas algunos autores consideran las diversas variedades de ojos por ser cuarzos cuyo aspecto y fibras pueden ser apreciadas a simple vista. Todos los ojos tienen un aspecto en forma de ondas con líneas paralelas. A excepción del verdadero “ojo de gato” o Cimofana, que es un crisoberilo, el resto son variedades de cuarzo donde la sílice ha sustituido material fibroso como los asbestos (tipos de anfíboles). Heaney y Fisher (2003) aportan una teoría donde el cuarzo no sustituye a los anfíboles sino que crece junto a ellos.
Ojo de Tigre
El cuarzo sustituye y/o intercrece junto a las fibras de crocidolita y óxidos de hierro hidratados Fe3+ (goethita, limonita).
Tigre de Hierro
Se entrelazan láminas de Ojo de Tigre, con Jaspe Rojo y Hematites
Ojo de Halcón
El cuarzo sustituye las fibras de crocidolita que aportan una coloración azul-gris por el Fe2+. A diferencia del Ojo de Tigre no hay oxidación.
Ojo de Buey
Gracias al calentamiento del ojo de tigre se modifica su composición transformando las limonitas o goethitas en hematites y obteniendo un material de color rojizo.

CUARZOS MICRO Y CRIPTOCRISTALINOS:

Este grupo de cuarzos engloba piedras formadas por múltiples cristales que se encuentran compactados y a diferencia del grupo anterior no se pueden observar a simple vista. La diferencia clásica entre micro y criptocristalinos radica en el tamaño de los cristales que varían en el primer caso entre 1 y 20 micras (donde sus componentes o cristales se ven al microscopio óptico) y en el segundo son inferiores a 1 micra (donde sus componentes o cristales se ven con el microscópio electrónico) siendo agrupados en las clasificaciones modernas.
Si fuéramos estrictos, los cuarzos criptocristalinos son en realidad “rocas” por la presencia de intercrecimiento de varios cristales de cuarzo, con agua y presencia de otros minerales cuando son observados al microscopio.
¿Cómo se forman los cuarzos micro y criptocristalinos? Normalmente (y generalizando) su origen tiene que ver con soluciones hidrotermales, es decir, soluciones calientes pero de menor temperatura que la de un magma y cercanas a la superficie. Su crecimiento, por lo tanto procede de una solución acuosa coloidal rica en sílice lo que genera cuarzos que van de translúcidos a opacos, con alto contenido en agua (0,1 – 4%)  y un cierto grado de impurezas (1% - 20%).
Las clasificaciones actuales dividen los cuarzos que no se ven a simple vista en dos subgrupos: aquéllos de textura “granuda” y los de textura “fibrosa”

      FIBROSOS:

     Calcedonia: Tenemos a la famosa calcedonia, es decir, una variedad de cuarzo donde los diminutos cristales se observan en forma de fibras y se agrupan de forma ordenada cuando se les observa en el microscopio. Vistos al microscopio, los pequeños cristales están ordenados de manera paralela unos a otros perpendiculares a su eje “c”. Esta constitución da lugar a un material translúcido con formas botroidales cuyo color variará en función de las inclusiones:
Calcedonia Azul
Calcedonia de tonalidad celeste cuya coloración esta ocasionada por elementos trazas de Fe, Ti, Mn o Cu.
Calcedonia Blanca-Gris
Muy frecuente en rocas volcánicas de todo el mundo.
Calcedonia Lavanda
Las preciosas tonalidades violetas, púrpuras y lavanda son asociadas a la presencia de Fe y Mn. Cuidado con las que son de un color muy intenso porque probablemente sean teñidas.
Calcedonia Rosa
Coloreada por óxidos de hierro y Mn.
Flor, Rosa o Concha de Calcedonia
Designan un tipo de calcedonia presente en rocas volcánicas con una estructura de forma circular y botroidal. Las más frecuentes aparecen en color blanco, azul y rosa.

images/familiacuarzo/QuartzCrystalGiant2.jpg

Flor de calcedonia rosa

http://casitasdegila.com/blog/seeking-chalcedony-and-jasper-in-southwest-new-mexico.html

Calcedonia verde (Crisoprasa / Mtorolita) La abundante Crisoprasa es una calcedonia de color verde por la presencia de inclusiones de Ni. Mtorolita también es una calcedonia verde, pero en este caso por la presencia de Cr.
Cornalina
Estrictamente hablando la cornalina es una calcedonia translúcida de color naranja-rojo. En ocasiones puede presentar bandeado en cuyo caso se conoce como Ágata Carneola. Hoy en día ambos términos se usan indistintamente para el cuarzo criptocristalino naranja.
Sardo
Calcedonia translúcida de color marrón. Al igual que con la cornalina podemos encontrar Sardo bandeado.
Ónix negro
Calcedonia de color negro.
Ágata Fuego
Esta variedad de cuarzo es en realidad una calcedonia con inclusiones de limonita que aporta una tonalidad brillante en colores amarillos, rojos y naranjas. 
Pietersita
Es una calcedonia cuyos cristales de cuarzo crecen con minerales de anfíbol que dan tonalidades azules (anfíbol sin alterar) y amarillas-marrones (anfíbol alterado). Estas fibras de anfíbol causan un efecto en el brillo similar a los ojos de halcón y de tigre pero sus cristales son más pequeños.
Ágata coral (Petosky)
El coral en su composición química es calcita (CaCO3) pero por procesos de fosilización y en contacto con soluciones hidrotermales en un ambiente ácido a baja presión y temperatura puede ser sustituido por sílice (SiO2) micro-criptocristalina. En realidad es una calcedonia pero en círculos comerciales se utiliza la palabra ágata. 
Ágata Piel de Serpiente
Se trata de una calcedonia cuya estructura externa recuerda a la piel de las serpientes
Madera Fósil
En este caso el material orgánico es reemplazado por sílice (calcedonia). Generalmente,  las fracturas en dicho material son también frecuentemente rellenas con ágatas con aspecto bandeado. Cuando en lugar de cuarzo el sustituto es ópalo se conoce como Xilópalo.

     Ágata: Las ágatas son un gran grupo dentro de las calcedonias. El consenso común es considerar “ágata” a aquéllas que tienen bandeado formados por distintos colores o tonalidades de color y que como las calcedonias son transparentes o translúcidas. No obstante, en algunos casos nos encontramos algunas variedades llamadas ágatas cuando no presentan bandeado (p.ej. Ágata musgosa). Según www.quartzpage.de para que una calcedonia pueda ser llamada ágata debe cumplir al menos uno de los siguientes requisitos:
1)    Bandeado de cualquier tipo
2)    Ser translúcida y presentar múltiples colores
3)    Ser translúcida y presentar forma nodular o inclusiones coloreadas.
Con estos requisitos pueden ser consideradas ágatas las calcedonias con aspecto de plumas, las musgosas, las dendríticas y las moteadas además de las bandeadas.
¿Cómo se forman las ágatas? El origen de las ágatas son fundamentalmente procesos secundarios en rocas volcánicas, es decir, a bajas temperaturas y rellenando fracturas o huecos.
* Aparecen tanto en rocas volcánicas básicas (p.ej. basaltos donde la sílice es baja y por lo tanto, las ágatas suelen aparecer acompañadas de calcita. Un ejemplo es el ágata Botswana) como en rocas volcánicas ácidas o intermedias (p.ej. riolitas donde rellenan geodas en ocasiones con aspecto estrellado como las “thunder eggs”, ágatas musgosas o ágatas plumas).
* Pero también pueden aparecer en rocas sedimentarias o en depósitos metalíferos rellenando cavidades por procesos hidrotermales p.ej. de areniscas.
Ágata Botswana
La clásica ágata bandeada de tonos blancos, grises e incluso marronáceos procedente de esta localidad.
Ágata o Calcedonia de Encaje Azul
Ágata celeste donde se alternan láminas blancas con celestes. Al parecer su coloración esta ocasionada por elementos trazas de Fe, Ti, Mn o Cu.
Ágata Cornalina
Es la Carneola con bandeados.
Ágata Musgosa y Ágata Árbol
Ambos tipos de ágata se parecen mucho por la presencia de inclusiones de color verde (generalmente de Clorita, Hornblenda, etc.) que dan lugar a su nombre. Normalmente el Ágata Musgosa o Musgo es translúcida mientras que el ágata Árbol es blanca. Tener en cuenta también que existe Ágata Musgo roja (por presencia de Hierro) y negra (presencia de manganeso).
Ágata Locura
Hace alusión únicamente a su textura donde el bandeado es anguloso y muy destacado. Normalmente la coloración varía entre gris, rosa, blanco, etc.
Ágata Pluma
Hace alusión a una textura en forma de plumas con coloración contrastada.
Ágata Dendrítica
Es similar al cuarzo con manganeso del que hablamos antes. En este caso el material es microcristalino con crecimientos de algún mineral de Mn (pirolusita, psilomelana) en forma de ramas de árboles.
Ónix y Sardónice
Ónix designa un tipo de ágata blanca-negra mientras que sardónice un ágata roja-blanca y raramente roja-blanca-negra. Muchas veces es conocido como Ónix una variedad de carbonato cálcico bandeado (calcita) que en realidad no es cuarzo por lo que su terminología más correcta sería la de “Ónice calcáreo”.

     GRANUDA:
Tenemos en este grupo las rocas cuyos componentes son microscópicos y tienen una apariencia granuda.

     Sílex: Destacamos al sílex (o pedernal como se conocía antiguamente). Hoy en día, es muy común que nos encontremos los anglicismos Chert o Flint. El primero para designar el sílex que aparece de modo masivo y el segundo para el sílex que aparece como nódulos. En este grupo, el grano fino se asemeja al de la calcedonia pero bajo el microscopio sus partículas no están alineadas como estaban en ésta. El sílex es una roca heterogénea por lo que junto al cuarzo, se presentan otros minerales que aportan color como materia orgánica (negro), sulfuros de metales (negro), óxidos e hidróxidos (amarillo, naranja, marrón, rojizo), etc. De modo similar a las ágatas puede presentar bandeado de colores pero el material no es translúcido ni el bandeado concéntrico como en ellas. Este material es frecuentemente encontrado en rocas sedimentarias con un origen fundamentalmente biogénico, es decir procedente de una solución rica en sílice por la presencia de esqueletos de organismos (radiolarias, foraminíferos, diatomeas).

     Jaspes: Dentro de los cuarzos microcristalinos merece especial atención el grupo de los jaspes. Al igual que el sílex, el jaspe es en realidad una roca heterogénea constituida por cuarzos con una alta cantidad impurezas de otros minerales (hasta 20%). Lo que diferencia los jaspes de las calcedonias (y ágatas) es su carácter opaco y no transparente-translúcido de éstas últimas con quienes mantiene un origen común (precipitación directa de una solución hidrotermal en fracturas de rocas volcánicas pero no en geodas) o sedimentario que sufre silicificación. Se diferencia del sílex en que su origen no consiste en la sustitución de nódulos o láminas en rocas sedimentarias de origen biogénico.
Jaspe Rojo
El rojo procede de la presencia de hierro (hematites)
Jaspe Amarillo
El amarillo procede de la presencia de hierro (goethita)
Jaspe Verde
Diversos minerales pueden ser los que ocasionan el color verde en algunos jaspes (clorita, pumpellyita, epidota, actinolita, clinozoisita)
Heliotropo o Jaspe Sanguíneo
Variedad de cuarzo microcristalino verde donde aparecen de modo irregular manchas de Jaspe Rojo.
Jaspe Brecha
Debido a la actividad tectónica, el jaspe previo se fractura y los huecos son rellenados con más jaspe, a veces calcedonia e incluso cristales macrocristalinos.
Youngita
Jaspe brecha entrelazado con cristales de cuarzo (druzzy).
Jaspe Paisaje
Procedente de una arenisca previa, esta variedad se presenta en tonos marrones y amarillentos donde se aprecian dibujos de bellos paisajes.
Jaspe Policromo
Procedente de Madagascar, este jaspe se presenta con una amplia variedad de colores y tonalidades.
Jaspe Mookaita
Variedad australiana de jaspe amarillo, naranja, marrón y rosa
"Jaspe" Cebra
Existen comercialmente diversas variedades de Jaspe Cebra. El que es negro y blanco es en realidad mármol (por lo que recomendamos el nombre de Mármol Cebra) y nada tiene que ver con el cuarzo. Existe otra variedad con bandeado  en tonalidades marrones  y crema (fundamentalmente constituido por arcillas, cuarzo, micas y óxidos de hierro) encontrado en el Oeste de Australia por lo que tampoco es estrictamente hablando un Jaspe.

Jaspe cebra australiano

http://bedandbreakfast.com.au/western-australia/kimberley-broome/

"Jaspe" Orbicular, Oceáno, Poppy, Leopardo y Selva tropical Los límites y definiciones entre estas cuatro rocas están difusos. Tienen en común su origen volcánico (la mayoría son riolitas) mostrando patrones circulares (esferolitos) que han sido silicificados por lo que en realidad el término jaspe puede ser confuso. El jaspe orbicular habla simplemente de una textura donde aparecen esferas. El Jaspe Oceáno es un tipo de Jaspe Orbicular de Madagascar con pequeñas esferas. Jaspe Poppy designa a un Jaspe Orbicular con anillos en color rojo y pequeñas esferas. El Jaspe Leopardo es un tipo de Jaspe Orbicular en tonalidades rosadas, grisáceas y verdes. El jaspe “rainforest” o “selva tropical” es un Jaspe orbicular con tonalidades en verde, blanco y marrón.
"Jaspe" “Bumble bee”, de “abejorro” o “Eclipse”
De origen indonesio y gestado en una fumarola volcánica su calificación como Jaspe es dudosa. Presenta sílice pero quizás no en la suficiente cantidad. Otros minerales que acompañan a ésta son la calcita, el aragonito, la anhidrita, el ópalo y minerales de azufre, hematites y otras inclusiones minerales.
“Jaspe” Dálmata
En realidad NO es un jaspe sino una roca ígnea (Aplita) con una matriz de Feldespato y Cuarzo (lo blanco) y minerales negros (Biotita, Turmalina, etc). Lo ponemos en este grupo con motivo de aclarar su origen y composición y que estamos de acuerdo en usar la terminología “Piedra Dálmata”.
Jaspe Kambaba o Cocrodilo
Es una variedad de Roca verde y negra formado por la fosilización de colonias de algas azul-verdes (estromatolitos) y arena. Esta piedra es muchas veces confundida con la piedra “Nebula” de origen ígneo (con Riebeckita y Aegirina en matriz de Cuarzo y Anortoclasa) y no sedimentario. Podrás fácilmente diferenciarlos ya que la matriz del "jaspe Kambaba" (que en realidad es un fósil no un Jaspe) es usualmente verde azulada mientras que en Nebula la matriz es negra.
Jaspe con fósiles
Entran aquí materiales sedimentarios donde la sílice ha reemplazado el material previo muchas veces conchas de animales marinos, plantas, etc.

Este material tiene copyright©. No está permitida la reproducción parcial o completa de la obra sin el consentimiento escrito de la autora.