TOP

Las “piedras” y “gemas” han sido utilizadas por el hombre desde tiempo inmemorial desde el punto de vista terapéutico y mágico. Se sabe que hace milenios el ser humano usaba ocres rojos mezclados con agua y fangos para curar heridas,...

INTRODUCCIÓN:

Las “piedras” y “gemas” han sido utilizadas por el hombre desde tiempo inmemorial desde el punto de vista terapéutico y mágico. Se sabe que hace milenios el ser humano usaba ocres rojos mezclados con agua y fangos para curar heridas, disminuir las inflamaciones, limpiar la piel, calmar picores, etc. Es bien conocido que civilizaciones antiguas como Mesopotamia, Egipto, Grecia, los Aztecas, los Mayas, los Toltecas, etc. las utilizaron durante siglos. En este artículo realizaremos un recorrido histórico sobre la influencia que los minerales y las rocas han tenido tanto en la salud como en la evolución del Ser Humano. Añadiremos además, el uso cristalino de civilizaciones consideradas “mitológicas” que bien cabría plantearse su lugar en la Historia.

PALEOLÍTICO y NEOLÍTICO

El Paleolítico, normalmente conocido como la “Edad de Piedra” incluye tres grandes períodos que van desde hace aproximadamente 2,5 millones de años hasta 10.000 a.C. Al inicio de esta época el hombre usa la piedra como herramientas y armas. Según Andreas Guhr y Jörg Nagler, conforme el hombre evoluciona durante este amplio período, comienza a hacer uso de las piedras como elementos “mágicos” y no sólo como objetos de supervivencia. Las piezas de ocre (Limonita) de la cueva de Blombos en Sudafrica son reconocidas como las obras de arte más antiguas conocidas siendo datadas en hace 75.000 años.


Objetos tallados de la cueva de Blombos

http://donsmaps.com/blombos.html

30.000 años atrás se encuentran amuletos de Ámbar en el Báltico, 20.000 años antes de los descubiertos en Gran Bretaña.

En el Mesolítico (entre el 10.000 y el 6.000 a.C.) conocido como la “Edad Media de Piedra” comienza a usarse la Carneola como amuleto protector y durante el Neolítico (entre el 6.000 y el .3000 a.C.) se produce una expansión del uso de la piedra en forma de megalitos: Dólmenes y Menhires. La región Británica de Carnac o Stonehenge son los ejemplos mundiales más llamativos.

Megalitos en Carnac (Gran Bretaña)

 http://sobreleyendas.com/2013/01/28/las-piedras-de-carnac-misteriosos-monumentos-megaliticos/

ATLÁNTIDA

La Atlántida de la que Platón habló es considerada por la sociedad convencional un mito. No obstante, vale la pena considerar que muchas personas, intuitivas, sanadoras, investigadores, etc. opinan que efectivamente fue una civilización perdida muy anterior a lo que hoy en día consideramos “humanidad”. En sus escritos Platón describe cómo a través de Solón (sabio de Grecia), éste tuvo información sobre la Atlántida gracias a un grupo de sacerdotes egipcios. Los atlantes eran otra raza de humanos, con características psicológicas, fisiológicas e incluso energéticas diferentes  a las nuestras. De ellos se destaca el gran desarrollo tecnológico que tuvieron basado principalmente en el uso de cristales. Se cree que fueron capaces de trabajar e incluso hacer crecer grandes cristales de dimensiones enormes que usaban como proyectores de energía. Utilizaban el “oricalco” o aleación de cobre. Carrie Blakley dice “En Atlántida, los curadores empleaban el cuarzo rosado en tratamientos de aguas minerales y las personas lo usaban en su vida cotidiana. Ellos visitaban un sacerdote curador que los ayudaba a desarrollar el “ritual” de concentración para utilizar la piedra correctamente”. Se dice que los atlantes fallecieron en un cataclismo hace unos 12.000 años provocado en parte por su carácter ambicioso.

Los atlantes hacían uso de grandes cristales de cuarzo

 http://www.think-aboutit.com/living-crystals-atlantis/

 LEMURIA y MU

La mayoría de investigadores consideran que Lemuria y Mu fueron civilizaciones que precedieron y/o coexistieron con la Atlántida. Sclater designó a Lemuria como una civilización ubicada donde hoy es el océano Índico (cuyas tierras de alrededor presentan numerosos lémures) que servía de puente entre África y Madagascar. El arqueólogo James Churward encontró unas tablillas en Tíbet que hablaban de un continente desaparecido (Lemuria). Algunos investigadores incluso piensan que las antiquísimas ciudades de Mohenjo Daro y Harappa en Pakistán (2.500 a.C.) eran lemurianas. En ellas se han encontrado figuras de yoguis, alcantarillado, animales desconocidos e incluso cadáveres expuestos a radiación atómica, etc. No es de extrañar este avance que muchos autores han relacionado con un origen estelar (Sirio y Alfa Centauri). 

Los lemurianos tenían un importante vínculo con el mar y los animales marinos.

 http://www.lemurianlight.org/attunements/

 Aunque algunos consideran que Lemurian y Mu fueron el mismo continente, otros opinan que no. Mu fue por primera vez descrita por Augustus Le Plongeon en el siglo XIX, investigador de los Mayas y la península del Yucatán. El declaró que la civilización Maya procedía de otra civilización más antigua que desapareció de modo similar a la Atlántida. Se vincula a los habitantes de Mu las impresionantes figuras de la isla de Pascua. Cuenta la leyenda que los lemurianos pronosticaron el cataclismo que iba a destruir su sociedad. Unos 300 años antes comenzaron a almacenar información programando cristales que guardaran el sagrado conocimiento lemuriano. Dichos minerales son conocidos hoy en día como “cristales semillas lemurianos” descritos por primera vez por Katrina Raphaell.

SUMERIOS

Los sumerios fueron una antigua civilización (6000 a.C.) establecida en Mesopotamia (actual Siria e Irak, entre los ríos Tigris y Eúfrates). Se sabe de ellos que trabajan los minerales con la finalidad de usarlos como amuletos, en su arquitectura y en su vestimenta. A partir del año 3000 a.C. los sumerios elaboran sellos cilíndricos con lapislázuli, serpentina, hematites, etc. con tallas de dioses o símbolos de poder. Se usaban para imprimir estos motivos en arcilla o como amuletos en tumbas. Además, los sumerios desarrollaron la habilidad de hacer agujeros incluso en las gemas más duras. De hecho, en 1922 se descubrieron numerosas gemas talladas en las más de 16 tumbas de reyes, princesas y príncipes de la ciudad sumeria de Ur.

 

Sello sumerio en lapislázuli

 http://www.christies.com/lotfinder/Lot/a-sumerian-lapis-lazuli-cylinder-seal-early-5478179-details.aspx

 Desde el punto de vista terapéutico, los sumerios usaban el Jaspe para facilitar el parto a las mujeres. Otras piedras utilizadas como amuletos eran la Esmeralda, el Diamante, la Malaquita y el Berilo. En el año 1200 a.C. se escribe la “Épica de Gilgames” donde se mencionan numerosos cristales y gemas ya que dicho personaje legendario busca el árbol de “gemas preciosas” del jardín de los dioses. Por último, y no menos importante, en Babilonia, antigua ciudad de la Baja Mesopotamia nace la Astrología. Es decir, empieza la conexión en Oriente Medio entre las gemas preciosas y los astros y su influencia en los seres humanos.

 EGIPTO

Dentro del antiguo Egipto (aproximadamente desde el 3000 a.C. hasta el 30 a.C.) el papel de los minerales y las gemas era esencial. Los egipcios los utilizaban como talismanes tanto en vida como en muerte. En el “libro de los muertos” egipcio hay muchas referencias para la utilización de cristales y gemas como se puede leer en el siguiente párrafo:

“He tomado posesión de la corona de Ureret. Ma’at está en mi cuerpo; sus bocas son de turquesa y cristal de roca. Mi hogar está entre los surcos que son del color del lapislázuli”

Los egipcios pensaban que los minerales simbolizaban la inmortalidad, la continuidad de la belleza y riqueza incluso tras la muerte. Consideraban que sus dioses tenían relación o manifestación con las gemas y las estrellas y aparecen frecuentes descripciones de dioses/diosas con minerales. Por ejemplo, de Osiris se decía “Tú eres el único, el de los miembros dorados, cabeza de lapislázuli y cabeza de turquesa”. Se observa con frecuencia en las tumbas de reyes y reinas egipcias la presencias de gemas como amuletos protectores hacia el paso a la otra vida. De hecho, la famosa máscara funeraria de Tutankamón (enterrado en 1360 a.C.) fue elaborada con Oro, Obsidiana, Turquesa, Lapislázuli y Cornalina mientras que su pectoral poseía Turquesa, Jaspe y Carneola. Además, en la cámara funeraria se encontraron numerosos objetos protectores como el escarabajo en Lapislázuli de la foto.

Escarabajo de Tutankamón en Lapislázuli

 http://www.gemselect.com/other-info/ancient-egyptian-gemstone-jewelry.php

Las piedras fueron también usadas como protectoras por las personas vivas, especialmente miembros de la realeza como fueron las famosas gemas de Cleopatra. Normalmente, las damas las usaban en forma de diademas, pulseras, tobilleras, pendientes, etc. Además de mágicas, se les adscribían propiedades terapéuticas: las Carneolas se usaban para el amor, la Nefrita para evitar el ahogamiento y las piedras rojas para mejorar la sangre. Otro uso de los minerales en el mundo egipcio antiguo fue para la elaboración de maquillaje como la Galena y la Malaquita.

La tradición del uso de minerales en Egipto no sólo quedó restringida a esta civilización. Hay que tener en cuenta que el Egipto antiguo así como otras civilizaciones asiáticas influyeron considerablemente en otras culturas como la judía, la palestina y la cristiana como veremos a continuación.

 PERSIA

Los persas fueron un pueblo en el norte del actual Irán cuyo origen se sitúa en el 1400 a.C.  De modo similar a como sucedió con los sumerios y los egipcios, los persas utilizaban las gemas como objetos sagrados funerarios, por su conexión cosmológica y también las usaban como talismanes para dar suerte a la nueva coronación de un rey. Las más usadas fueron la Turquesa, el Lapislázuli y la Carneola. Durante uno de los florecientes períodos de expansión del Imperio Asirio (procedente de Mesopotamia), éstos invadieron regiones vecinas, incluyendo Persia influyendo por lo tanto en su cultura.

ISRAEL

Dentro del Antiguo Testamento se describe cómo realizar un peto según los deseos de Jehovah:

Debe ser cuadrado- un palmo de largo y un palmo de ancho – y doblado dos veces. Entonces, monta 4 líneas de piedras preciosas en él. En la primera línea, deberá haber un rubí, un topacio y un berilo (aguamarina); en la segunda línea, una turquesa, un zafiro y una esmeralda; en la tercera línea, un jacinto (circón), un ágata y una amatista; en la cuarta línea, un crisolito, un ónix y un jaspe. Montarlos con filigrana de oro” Éxodo, 28, 16-20.

Este peto formaba la coraza de los más altos sacerdotes de Israel. Destacamos de este texto la aparición de 12 piedras, número que aparece en muchas culturas como sagrado: 12 apóstoles, 12 signos zodiacales, 12 dioses del Olimpo en la Antigua Grecia…

Peto con doce minerales del Sumo Sacerdote

 http://lenguasdefuego7.blogspot.com.es/2013_03_24_archive.html

 Otra referencias a las gemas en el Antiguo Testamento es la de Ezequiel 28;13 donde se habla del querubín caído del Edén: “En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de piedra preciosa era tu vestimenta; rubí, topacio, esmeralda, crisolito, ónix, jaspe, zafiro, turquesa y berilo. Tus tambores y encajes de oro estuvieron preparados para ti en el día de tu creación”. Algunos autores opinan que este texto fue escrito para avisar al rey Tiro de su profetizada caída del poder.

En el Antiguo Testamento también se destaca el rol sagrado e importante de la talla de gemas: “Entonces el señor dijo a Moisés, “Mira, He elegido a Bezalel hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judas y le he llenado con el Espíritu de Dios, con habilidad, capacidad y conocimiento en todas las artesanías para hacer diseños en oro, plata y bronce y cortar y trabajar gemas”, Éxodo 31;1-5.

GRECIA

Las Guerras Médicas (enfrentamiento entre el Imperio Persa y los Griegos en el siglo V a.C) introdujeron las creencias religiosas y espirituales  persas en la cultura griega. Así, los Griegos, especialmente en la cultura Helénica, utilizaron los minerales con fines terapéuticos y protectores. Tanto es así que parte de la terminología que usamos hoy día procede de la antigua Grecia. De hecho, la palabra “Cristal” procede de “Kristallos” que significa “hielo” por la semejanza del cristal de roca con el agua congelada. Otro dato curioso sobre los antiguos griegos es el hecho de frotar los cuerpos de los soldados con Hematites en polvo con la idea de que se volvían invencibles.

Una famosa leyenda griega nos habla del origen de la “Amatista” que significa “embriaguez” ya que se pensaba que beber vino de una copa elaborada de amatista evitaría la borrachera. Cuenta la leyenda que el dios Dionisio también conocido como Baco (dios del Vino) se enfadó con una joven llamada Amatista por no sucumbir a sus tentaciones y ser pura. Ésta joven, en vista del peligro que corría pidió ayuda a la diosa Diana que la convirtió en una bella piedra blanca para protegerla. Dionisio se dio cuenta de su crueldad y lloró sobre la joven cubriéndola de un color tintado transformando a “Amatista” en una roca púrpura como la conocemos hoy día.

Diosa Amatista y tigres enviados por Baco

 Imagen dibujada por Roger y Linda Garland

Dos importantes filósofos que estudian el mundo mineral en el s.III a.C.: Aristóteles (384 – 322 a.C.) y Teofrasto de Éreso (371 a.C. – 287 a.C.). El primero explicó la formación de los metales como la sublimación de estos en el interior de la Tierra. El segundo describe unos 50 minerales en su obra “Peri Lithon”. Posteriormente,

Dioscórides (60 d.C.) publica su obra “De Materia Medica” que incluye una sección dedicada a 90 minerales donde destaca el uso terapéutico de las arcillas aspecto que también trata Galeno (131-201 d.C), famoso médico griego y que siglos posteriores Avicena (980-1037) describe también ampliamente en sus llamadas “terras” (arcillas) para problemas de piel, como cicatrizante o mordeduras de animales. Este uso terapéutico de las arcillas es conocido como “geoterapia”.

ROMA

Probablemente la referencia más importante a los cristales que tiene la Antigua Roma fue gracias a Plinio el Viejo (23- 79 d.C.) uno de los médicos más importantes del imperio romano. En su gran obra “Historia Natural” realiza un gran trabajo de observación y estudio de las ciencias de la Tierra. Los libros del 7 al 33 hablan de minerales, piedras y gemas. Algunas de estas descripciones proceden del “De lapidibus” de Teofrasto pero otras como el azufre son totalmente nuevas. Las observaciones de Plinio dieron lugar al pre-inicio de la cristalografía moderna. Él ya indicó que de algún modo la forma cristalina externa de un cristal debe depender de su estructura interna.

En el esplendor del Imperio Romano, los minerales eran muy usados y populares como joyas decorativas, amuletos y en arquitectura. Los antiguos romanos creían que la Calcedonia procedía de un rayo divino, y que el Hematites era la Sangre de Urano. Utilizaban Cristal de Roca de Chipre; Amatista, Topacio, Obsidiana y Heliotropo de Arabia y Etiopía; Esmeraldas y Jaspe de Asia Menor; Diamantes, Rubíes, Zafiros, Ópalos, Turmalinas y Berilos de India. Pero también minerales propios de la región como Ágatas de Sicilia y Ámbar del Norte de Italia.

Uno de los hechos destacables de la Roma antigua es que El Emperador Augusto (63 a.C. -14 d.C.) consagró el más grande cristal de roca conocido de la época (23 Kg) en el Capitol.

Los romanos despertaban los “poderes mágicos” de los minerales consagrándolos mediante un ritual mágico similar al que realizamos hoy día como “programación”. Una vez consagrada, la piedra no podía caerse al suelo, ni ser quitada del cuerpo ni ser tocada por nadie más.

Pero además de magia, en el imperio romano surge la aplicación terapéutica de las “piedras”, la litoterapia, donde éstas eran pulverizadas y mezcladas con infusiones.

EUROPA: EDAD MEDIA (S. V al XV).

En la Edad Media, Hildegard von Bingen (1098-1179), abadesa cristalina nacida en Alemania realiza una importante aportación al uso terapéutico de los minerales.  En su obra “Physika” interpreta las gemas como originadas de agua y fuego. Ella considera que cada gema está bendecida por Dios y lleva la esencia de la Trinidad en sí misma. Dice:

“Y ya que Dios eligió un nuevo destino para Adan, él también previno que la belleza y poder de las gemas preciosas fueran perdidas para siempre; Además, el deseo que se quedaran en la Tierra como honor y bendición y como herramientas terapéuticas.”

Esta interpretación está muy alejada de su religión lo que le hace ser una mujer muy avanzada, no sólo en materia de minerales sino también en medicina, música, filosofía, política, etc.

Hildegarda von Bingen

 https://www.ecured.cu/Hildegarda_de_Bingen

San Alberto Magno (1193-1280) también cita en su obra “De Mineralibus” la función terapéutica de algunos minerales.

Durante la Edad Media aparecen varios Lapidariums (obras que tratan parcialmente de la utilización de los minerales a nivel terapéutico y mágico) en los que se describían algunas fórmulas terapéuticas que utilizaban piedras preciosas. Es de destacar el lapidario de Alfonso X El Sabio (1221-1284) donde se mezclan las propiedades mágicas y terapéuticas de las piedras. En él, se relacionan las piedras con los astros y los signos zodiacales.

EUROPA: EDAD MODERNA (S. XV al XVIII).

En el Renacimiento aparecen las llamadas “Farmacopeas”, textos que recogen los principios activos de los minerales para su uso terapeútico y la elaboración de medicamentos.

Erasmus Stella (Johannes Stüler) (1450 – 1521) publicó en “Interpretamenti Gemmarum Libellus unicus” el uso terapéutico de minerales y gemas como remedios para un amplio número de dolencias. Destaca de él que organiza las piedras en base al color y no al orden alfabético como había sido hecho hasta ahora.

Paracelso (1493-1541), médico y alquimista alemán, considera el Reino Mineral y Vegetal como impregnado de esencia divina. Destaca su conocida ley: “todas las sustancias son venenos; no hay ninguna que no lo sea. La dosis correcta diferencia un veneno de un remedio”. En su obra “Philosophia Occulta” describe los elementales de la naturaleza.

Georgius Agrícola (1494-1555) conocido hoy día como el padre de la Mineralogía destaca en su libro “De Re Metallica” (1556) que algunos minerales pueden ser tomados para contrarrestar el efecto de venenos o curar algunas enfermedades.

En España, concretamente en 1605, Gaspar de Morales escribe “El libro de las virtudes y propiedades maravillosas de las piedras preciosas”. Al igual que el de Alfonso X, es un lapidario de tipo astrológico donde se reunía el conocimiento de la litoterapia de Europa del s. XVI. Este manuscrito fue censurado por la Inquisión siendo retirado.

CHINA

Desde hace más de 5000 el Jade ha sido utilizado y apreciado en China. Para los chinos, Jade vibra con la diosa de la misericordia o Kuan Yin, favoreciendo la belleza y el amor. Hoy en día, varios minerales como el Yeso o el Talco forman parte de la farmacopea china y son ingeridos como medicinas.

INDIA

India es uno de las regiones que más influencia ha tenido a lo largo de los siglos en el uso terapéutico de los minerales. No es de extrañar, ya que en los Vedas (libros sagrados de la antigua india) se habla de varios cristales y minerales. En la mitología Hindú, el árbol de Kalpa está elaborado con cristales y piedras preciosas con 9 gemas en lugar de frutos.

Actualmente, los minerales son ampliamente usados en la medicina hindú o Ayurveda. Los doctores ayurvédicos han usado las gemas y minerales mediante tres vías principalmente:

·           * Tratamiento astrológico (Jyotish) según la relación del Rayo del Color de la Gema. Este uso se aplica fundamentalmente mediante el contacto táctil de la piedra en collares, pendientes, anillos, etc.

·            * Mediante la manipulación física de las sustancias minerales para ser ingeridas por vía oral (Rasa Shastras). Dentro de la farmacopea india encontramos varias especies minerales tóxicas (mercurio, arsénico) que son tratadas para poder ser ingeridas.

 

Rasa Shastra (Minerales en la farmacopea Ayurveda)

 http://ayurveda.iloveindia.com/other-branches/rasashastra-in-ayurveda.html

·           * Por vía oral de la esencia del mineral. El Dr. Bhattacharya (11897-1964) elabora un método para confeccionar gemomedicinas a partir de su inmersión en soluciones alcohólicas homeopáticas (Extractos).

NATIVOS AMERICANOS

Los nativos habitantes de América del Norte, Central y Sur también han tenido una importante relación con el Reino Mineral. Los Mayas, los Incas y los Aztecas los han usado desde antaño con propósitos terapéuticos, ritualistas y espirituales. La Obsidiana fue muy usada para agudizar nuestra visión interna y externa. La Turquesa se creía que unificaba el Cielo y la Tierra. Se sabe que los chamanes, “hombres medicina”, en ocasiones hacen uso de piedras y minerales para favorecer la sanación así como sus viajes astrales.

CELTAS

En el mundo Celta los druidas, ofrecían servicios médicos pero del mismo modo que a los shamanes se les atribuía capacidades sobrenaturales. Ellos eran capaces de fabricar fantásticos amuletos y talismanes con cristales y otros objetos de la naturaleza. Como médicos naturales, hacían también mucho uso de las plantas medicinales y observaban y analizaban los astros. Utilizaban la rama de un árbol para fabricar un bastón “mágico” que decoraban con cristales o elementos metálicos.

Diosa Iris con bastón con punta de cuarzo

 http://fineartamerica.com/featured/avalon-lisa-iris.html

EDAD CONTEMPORÁNEA (S. IX al XXI).

Actualmente, las piedras son utilizadas en muchos ámbitos. Los cuarzos se usan para hacer relojes de precisión, los diamantes de baja calidad como abrasivos, el cobre como conductor en el cableado eléctrico, las gemas como joyas, etc.

Durante la historia más temprana, numerosas anécdotas hablan del deseo del hombre por la joyas y de su influencia energética sobre la vida de los que las poseían. Una de estas conocidas historias es la de la Corona Real Británica elaborada con más de 3000 diamantes, el Zafiro “St. Edward”; El Rubí de 170 carat “Black Prince” que ha resultado ser una espinela; y el 4º Diamante tallado más grande del mundo. No es de extrañar que esta joya esté presente en el Parlamento Británico, en coronaciones y en las ceremonias más especiales de esta monarquía. 

Con Hahnemann, el creador de la homeopatía aparece la utilización de sustancias minerales homeopatizadas. En el siglo XX, el creador de la Escuela Médica Antroposófica, Rudolf Steiner destaca el papel tan importante de los minerales homeopatizados para restaurar el equilibrio en la salud de un ser humano estableciendo correspondencias entre los distintos órganos y los minerales. Para Rudolf Steiner los minerales son descritos así: “…órganos sensoriales de seres espirituales elevados…a través de los cuales, estos seres, que no tienen cuerpo físico, obtienen la posibilidad de mirar lo que sucede en nuestra Tierra física…Este oculto hecho fue conocido por los reyes  y sabios de la prehistoria y a muchos de los grandes iniciados. 

En 1974, M. Tetau y C. Bergeret establecen las bases de la litoterapia, en la que utilizan los minerales y rocas homeopatizados. En 1995, un médico zaragozano, J. Callao Martínez escribe su libro “Homeopatía y Mineralogía. Prontuario de gemoterapia homeopática” en la que destaca la relación de los minerales con los meridianos energéticos del cuerpo.

Marcel Vogel (1917 – 1991) estudió en profundidad la energía de los cuarzos. Investigó durante 27 años en IBM concluyendo que los cuarzos almacenan bioenergía, la amplifican y la transmiten mediante la intención o la respiración. Además, demostró que los campos energéticos del cuarzo influían en la estructura del agua y por lo tanto modificando también el estado del cuerpo humano que es en su mayoría agua.

El resurgir de la Nueva Era en los años 80, da pie a numerosos tratados en Cristaloterapia destacando algunos autores que marcan un hito en la historia: Katrina Raphaell, Jane Ann Dow, Michael Gienger, Melody…

Este material tiene copyright©. No está permitida la reproducción parcial o completa de la obra sin el consentimiento escrito de la autora.