TOP

En cristaloterapia se utilizan minerales, rocas e incluso fósiles. Poseer una mínima base de mineralogía y geología que nos aporte una terminología adecuada así como información acerca de cómo se formó nuestra "piedra", sus elementos químicos,...

En cristaloterapia se utilizan minerales, rocas e incluso fósiles. Poseer una mínima base de mineralogía y geología que nos aporte una terminología adecuada así como información acerca de cómo se formó nuestra "piedra", sus elementos químicos, su estructura cristalina, etc. aporta mucha claridad al uso cristaloterapeutico. No obstante, las personas que sienten la vibración de los cristales, rara vez tienen claros los conceptos geológicos más básicos. Y es esencial ya que muchas veces el nombre "comercial" no coincide con el "científico" con lo que se dificulta la búsqueda de información mineralógica de tu mineral. En “Crystal Qi” nos sentimos afortunados de poder integrar tanto la visión técnica-científica como la sanadora-terapéutica y poder aportar esta información a nuestros alumn@s. En el menú dedicado a “propiedades minerales” de esta web podrás buscar los minerales tal y como se usan en cristaloterapia (es decir, su nombre comercial) pero para cada uno de ellos podrás encontrar el nombre científico (si no coincide con el comercial) y si pertenece a un grupo para que puedas hacerte una idea de con qué otros minerales tiene similitud desde un punto de vista petrogenético y por lo tanto energético.

     Mineral: es definido como un “sólido homogéneo por naturaleza con una composición química definida (pero generalmente no fija) y con una disposición atómica ordenada. Normalmente se forma mediante un proceso inorgánico”. Si no se cumplen estos requisitos no se puede llamar a esa sustancia mineral. Es decir, si es artificial como el sulfato de cobre cristalizado no se considera mineral; si es orgánico como la resina fósil ámbar, el coral o las perlas  no se considera mineral; si no es sólido como el mercurio no se considera estrictamente mineral; si no tiene una estructura atómica ordenada como el ópalo no se considera mineral y si no tiene una composición química definida tampoco.

     Roca: La roca es la unión de uno o más minerales. Su formación suele adscribirse a tres ambientes petrogenéticos principales: ígneo o magmático (p.ej., el granito, la larvikita, etc.), sedimentario (p.ej. la caliza) y metamórfico (metasomático) (p. ej. el gneis, el esquisto, el mármol).

     Cristal: Cristal es un mineral que por definición tiene estructura atómica ordenada. Es decir, todos lo minerales son cristales, pero existen mineraloides y gemas que no lo son por que sus átomos no están ordenados geométricamente.

     Piedra preciosa o semipreciosa: Las piedras preciosas son aquéllas que cumplen con unos estándares de belleza, durabilidad y rareza. Generalmente entran en este grupo ciertos diamantes, esmeraldas, zafiros y rubíes (a veces, perlas y ópalos). Las piedras semipreciosas son los minerales u otras sustancias (generalmente orgánicas) cuyas características  son de inferior calidad que las de las piedras preciosas pero aún así permiten que sean usadas en joyería como adornos, objetos de orfebrería, etc. Por ejemplo, el jade, el lapislázuli, la amatista, el citrino, la turquesa, el topacio, el ópalo, la perla, el circón, el ámbar, la espinela, los cuarzos, el olivino, la familia de los berilos, etc.

     Gema: Una gema es cualquier piedra preciosa o semipreciosa que es cortada, pulida y tallada para su uso en la confección de joyas y objetos artísticos. Debe presentar ciertas cualidades de color, brillo, transparencia y efectos ópticos.

     Sustancias orgánicas: Son resinas que han endurecido con el tiempo como el ámbar o el copal. Debido a que sus átomos no están ordenados no son estrictamente “cristales” ni minerales.

     Fósiles: Son seres vivos que han fallecido y cuya estructura atómica ha sido sustituida por sustancia inorgánica a lo largo de los millones de años. Por ejemplo, el xilópalo (madera fosilizada) o el jaspe turritella (formado a base de gasterópodos) son frecuentemente usados en cristaloterapia.

     Amorfos: Se llama amorfo a cualquier sustancia (orgánica o inorgánica) que presenta una estructura desordenada de los átomos (sin carácter cristalino) como el ámbar, el ópalo, el azabache, etc.

     Mineraloides: Los mineraloides son sustancias naturales inorgánicas que no presentan cristalinidad (son amorfas). Ejemplos de ellos son el ópalo (Sílice hidratada amorfa), la obsidiana, la piedra pómez, tectitas, moldavitas, fulgurita. El agua y el mercurio son generalmente considerados mineraloides aunque estén líquidos a temperatura ambiente. Algunos mineralogistas consideran que los mineraloides también pueden ser orgánicos como el ámbar o el azabache.

     Geoda: Cavidad en un roca cuyas paredes están recubiertas de cristales proyectados hacia su interior precipitados de una solución acuosa caliente. Generalmente proceden de burbujas de "gas" en un ambiente volcánico que genera geodas más o menos esféricas como las famosas amatistas de Brasil.

     Drusa: Las drusas son un grupo de cristales que crecen con una base plana rocosa común. Esta base plana puede proceder de un filón hidrotermal o ser un trozo de una drusa grande.

* POR SIMPLIFICAR LA COMUNICACIÓN Crystal Qi utiliza la palabra "CRISTAL" a aquéllos minerales, rocas y mineraloides utilizados en sanación a lo largo de esta web. Por favor, considerad que este lenguaje no coincide con la terminología científica, estrictamente hablando.

Este material tiene copyright©. No está permitida la reproducción parcial o completa de la obra sin el consentimiento escrito de la autora.